Lateralidad

Life Science DateBase/Wikipedia

EL DESARROLLO DE LA LATERALIDAD

La importancia de tener un cerebro bien organizado

 

¿Qué es la lateralidad?

La lateralidad  es  una etapa muy importante en el desarrollo del ser humano, fruto de la maduración del sistema nervioso y la distribución de funciones entre los dos hemisferios cerebrales. De esta distribución resultará la utilización preferente  de un lado u otro del cuerpo, derecho o izquierdo, para cada función. Es muy importante construir una dominancia periférica acorde con la hemisféricaLa  dominancia lateral de un hemisferio no es absoluta, sino relativa a cada función:   de  modo que hay una mano, un  ojo, un oído  y un píe preferente, que pueden estar o no en el mismo lado del cuerpo. 

 

 

¿Son iguales el hemisferio derecho y el izquierdo?

No, cada hemisferio procesa la información de un modo específico.  El hemisferio gestáltico, que para la mayor parte de la gente es el derecho*, procesa la información de una manera global, intuitiva,  simultánea y rápida: se encarga del ritmo, la emoción y la intuición. El hemisferio lógico, que por lo general se encuentra en el lado izquierdo*,  es más analítico, secuencial, lineal y lento: se encarga de los detalles, las partes, el análisis líneal del lenguaje y los números.

Pero ambos son complementarios y aunque exista un hemisferio director para cada función, los 2 deben participar en todas las actividades que realizamos  de forma  sinérgica y cooperativa. De ahí la importancia de que exista un buen puente de comunicación entre ellos: el Cuerpo Calloso. El hemisferio que actúe como director de una función dada, debe saber lo que está sucediendo al otro lado para poder dirigir de forma eficaz.

*En algunos indivíduos estas características están traspuestas y procesan las funciones lógicas en el hemisferio derecho y las gestálticas en el izquierdo.

3D Brain App

 

¿Cúando empieza a definirse la lateralidad?

Comenzamos a observar las primeras preferencias entre los 3-5 años, ya que requieren de un nivel mínimo de función cortical. Y se desarrolla desde los 5 hasta los 10-12 años.

 

¿Por qué es necesario definir el uso preferente de un lado u otro del cuerpo?

Nuestro cuerpo es un complejo sistema de estructuras dobles:  tenemos dos manos, dos ojos,  dos vías auditivas, dos piernas...y  dos hemisferios cerebrales, que requieren de una buena organización para poder trabajar ordenada y eficázmente. En los primeros años de vida  cada uno de los  hemisferios cerebrales y cada lado de las estructuras pares tienen que activarse independientemente para alcanzar el máximo grado de función y simetria (fase homolateral) y, después, aprender a trabajar conjuntamente (fase contralateral).  Entorno a los 5 años es imprescindible que este complejo sistema binario comience a organizarse,  para que  sea operativo y eficaz, definiendo un sólo director a nivel cerebral que ordene y dirija cada función con el mínimo gasto de energia, proporcionando puntos de referencia claros. 

La falta de definición lateral puede producir confusión y desorden en el procesamiento de la información, ya que los dos hemisferios cerebrales competirían y entrarían en conflicto  entre si.

 

LATERALIDAD Y APRENDIZAJE

¿Afecta la organización lateral a la lectoescritura  ?

Si, la lectoescritura se apoya en un sistema de códigos alfanuméricos cuyo significado, interpretación y codificación está basado en el orden. No es lo mismo leer ¨las¨ que ¨sal¨, ni 426 que 624...

Tener una buena organización lateral  permite disponer de unas coordenadas espacio~temporales con puntos de referencia claros  para ordenar los códigos  alfanuméricos (orales y escritos), requisito indispensable para comprender y elaborar un mensaje. El ritmo (tiempo) y el orden (espacio), aportan  información  fundamental  en el lenguaje hablado y escrito.

 

 

Dislexia, disgrafia, discalculia... ¿Podrían estar relacionadas con la falta de organización lateral?

Si. Cuando la organización lateral falla suelen aparecer alteraciones en los procesos de ordenación e integración de la información: dificultades para orientarse en el espacio~tiempo, inversiones gráficas y/o lectoras, confusión entre el pasado y el futuro, pobre conciencia corporal con dificultades para identificar puntos de referencia y situarse a derecha o izquierda de su eje medio, lentitud (por la competencia entre ambos hemisferios), pobre comprensión lectora, confusión derecha-izquierda a nivel espacio plano que dificulta la distinción de la unidad, la decena, la centena, el sistema métrico, confusión entre la suma y la resta, entre la multiplicación y la división...

Implicaciones emocionales y conductuales:

La falta de organización obliga al cerebro a hacer un sobreesfuerzo para tratar de compensar los problemas de manejo de la información. Este sobrecoste energético hace que el niño/a acumule tensión, que junto a la sensación de fracaso que va acumulando puede traducirse en desequilibrios emocionales. Dependiendo de las características reactivas del pequeño/a podemos encontrar casos en los dos extremos:  inhibición e inseguridad  frente a reacciones desmedidas de irritabilidad y reivindicación.

Lateralidad e identidad personal

El espacio y el tiempo son dos coordenadas básicas en el autoconcepto. El YO, se ubica en un espacio (corporal y geográfico) y en un tiempo que define nuestra biografía (experiencias pasadas, vivencia del presente y proyectos de futuro).

Algunos autores han señalado los trastornos de lateralidad, con la desorganización espacio-tiempo que implican,  como posible factor de vulnerabilidad en sujetos que desarrollan ciertas psicopatologías. Un sujeto con un trastorno lateral sin resolver, muy desorganizado, podría encontrarse con dificultades a la hora de percibir la realidad, establecer fronteras entre el ¨YO¨ y el entorno, reconocer su propia biografía en el tiempo...

 

¿Tiene ventajas ser ambidiestro?

No. El ambidiestro se debate entre una dominancia diestra y otra zurda, un sistema de ordenación de información de izquierda a derecha y otro de derecha a izquierda. Se caracteriza por una falta de definición respecto a las coordenadas espacio-temporales básicas, suele presentar también dominancias oculares mixtas con dos ojos que compiten por ser el preferente, lateralidad interferida a nivel auditivo e incapacidad para cruzar la línea media a nivel motor. El ambidextrismo corresponde a una etapa madurativa muy temprana, en la que el niño alterna el uso del lado derecho e izquierdo del cuerpo.

 

¿Qué factores intervienen en la construcción de la lateralidad? En la construcción de la lateralidad participan muchas variables: el diseño genético, las influencia físicas, afectivas y culturales del entorno, el desarrollo biológico, la alimentación, etc.

 

 

Evaluación del desarrollo de la Lateralidad:

1. Organización no definida. Etapa prelateral.

2. Lateralidad bien organizada.

3. Lateralidad cruzada.

4. Lateralidad contrariada.

 

 

 

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos/as si presentan problemas derivados de alteraciones de la lateralidad?

Antes de aplicar cualquier técnica, es fundamental establecer un buen diagnóstico y atender las causas, para después,  en función del problema, optar por:

1. Organizar las bases prelaterales con programas de psicomotricidad RSE ad hoc.

2. Potenciar el lado dominante y la coordinación mano-ojo-oido.

3. Valorar un cambio de dominancia manual. 

Programa de tratamiento: ejercicio del patrón homolateral

Programa de tratamiento: ejercicio del patrón contralateral

 

PEDAGOGÍA DINÁMICA: Los Perfiles Dominantes

La doctora Carla Hannaford nos invita a analizar los perfiles dominantes de cada niño/a para determinar su estilo de aprendizaje. Estos esquemas son útiles para entender el modo en que los alumnos perciben, asimilan y procesan la información, la manera en que aprenden y las razones de su conducta.

Durante las situaciones en las que el sistema nervioso está sometido a tensión, por exposición a nuevos aprendizajes o por estrés, sólo el "hemisferio dominante" es capaz de procesar eficazmente. Dado que cada hemisferio recibe, procesa y controla la información del hemicuerpo del lado opuesto, sólo los periféricos dominantes contralaterales serán capaces de procesar.

¿Es tu hija un aprendiz visual?¿Es tu hijo una aprendiz auditivo?¿Necesita tu hija hablar/escribir para entender mejor los nuevos aprendizajes?¿Necesita tu hijo moverse mientras estudia?

Los perfiles dominantes nos permiten entender mejor que cada niño/a tiene su manera particular de aprender. Podemos apoyar cada estilo de aprendizaje atendiendo las condiciones ambientales de cada aprendiz, fomentando el tipo de información sensorial con la que mejor funciona, reduciendo el estrés, etc. 

COMPARTE y SÍGUENOS:

CONTACTO:

 

Avenida de Las Suertes, local 12

 (Junto a la Farmacia)

Collado Villalba, 28400 Madrid

desarrolloinfantil@sensiblemente.org

Cita previa: 654656626

HORARIO:

 

De lunes a viernes:

10.00-14.00h // 16.00-20.00h

Sábados:

10.00-14.00h

Cita previa 

BIBLIOGRAFÍA Y LINKS

MARÍA DEL MAR FERRÉ RODRÍGUEZ:

http://www.jorgeferre.com/

ELISA ARIBAU:

http://www.elisaribau.com/lateralidad-cruzada/

JORDI CATALÁN BALAGUER:

http://www.catalanbalaguer.com/es/

MARÍA J. LÓPEZ: 

https://www.neocortex.es/

http://neurocuentos.com/

ASHA American Speech-Language-Hearing Association:

https://www.asha.org/practice-portal/clinical-topics/central-auditory-processing-disorder/

Carla Hannaford:

http://www.carlahannaford.com/

 

Instituto Médico de Desarrollo Infantil (3a Edic. 2004). El desarrollo de la lateralidad infantil. Niño diestro-niño zurdo. Barcelona. Ed Lebón.

Ferré J. y Aribau E. (2a Edic. 2006) El desarrollo neurofuncional del niño y sus trastornos. Visión, aprendizaje y otras funciones cognitivas. Barcelona. Ed Lebón.

Ferré J. (2a Edic. 2002) Los trastornos de la atención y la hiperactividad. Diagnóstico y tratamiento neurofuncional y causal. Barcelona. Ed Lebón.

Ferré J. y Ferré, María del Mar (2a Edic. 2002) CerOatr3s. Desarrollo neuro-senso-psicomotriz de los tres primeros años de vida. Barcelona. Ed Jorge Ferré.

Ferré J. y Ferré, María del Mar (2a Edic. 2010) Lateralidad Infantil: 100 preguntas-100 respuestas. Barcelona. Ed Lebón.